Cuadro de texto: Cuadro de texto:

Nuestra Diócesis

PLAN PASTORAL 2006 – 2009

¡Ánimo!, levántate, que te llama”

 

Con estas palabras del Evangelio de Marcos damos título al Plan Pastoral Diocesano 2006 – 2009. Nuestra oración se eleva a Dios en acción de gracias por los veinticinco años de la erección de la Diócesis recientemente cumplidos, y, a la vez, le pedimos que continúe haciéndonos sentir la alegría de la llamada y nos dé fuerza para seguirle.

 

Ser fieles mensajeros de su amor y poder repetir palabras de ánimo e invitación al seguimiento de Jesús es la meta, el objetivo final del empeño que comenzamos hoy: los discípulos se acercaron a Bartimeo, “el mendigo ciego sentado junto al camino”, él oyó la llamada y, “arrojando su manto, dio un salto y se acercó a Jesús” (Mc. 10, 46-50).

 

Ante los momentos de dificultades, de abatimiento a veces, e incluso de ceguera, es necesario afinar el oído, porque Jesús pasa junto a nosotros, nos invita a ir a su encuentro para devolvernos la vista y convertirnos en sus seguidores. Sólo quien ha vivido esta experiencia puede ser enviado a llamar a otros, porque el discípulo ha sido antes mendigo,y conoce la fuerza de su palabra y la alegría del encuentro salvador con Jesús: “¿Qué quieres que haga por ti?”.

 

El plan Pastoral recoge el fruto de las reflexiones a nivel parroquial, arciprestal y diocesano, que hemos ido compartiendo en los cuatro años precedentes. En ellas se contienen tanto las dificultades y deficiencias que hemos encontrado en las tareas pastorales, como los grandes retos que se nos presentan, pero además hemos plasmado en sus páginas, de forma concreta, proyectos e ilusiones y nos ha parecido vislumbrar alguna luz que ilumine nuestro caminar como Pueblo de Dios en este momento de la historia y en esta tierra querida. Con toda propiedad podemos afirmar, pues, que el Plan es “nuestro”.

 

A este trabajo se han incorporado las aportaciones del Plan Pastoral de la CEE 2006 – 2010. Como Diócesis, queremos estar en comunión con la Iglesia en España y asumir las líneas de trabajo propuestas a nivel general. Se puede percibir nuestra sintonía con ellas, tanto en la estructura fundamental como en el enfoque de los temas y en las acciones pastorales a realizar, fruto de la acción del Espíritu de Dios en su Iglesia.

 

Como en la vida espiritual, pretendemos en cada momento ir fijando nuestra atención en aspectos concretos de nuestra acción pastoral, que necesitan ser introducidos o revitalizados. Así, el Plan no merma ni distrae la actividad normal de las parroquias o delegaciones, sino las enriquece, las fortalece.

 

Es, además, un signo e instrumento de comunión “ad intra”: de la parroquia con toda la diversidad que la compone; de las parroquias con su arciprestazgo, de la propia Diócesis en el Consejos Pastoral Diocesano, donde parroquias, delegaciones y movimientos están presentes en torno al Pastor .

 

En estos momentos, nuestra Iglesia de Asidonia – Jerez desea mostrar el rostro amoroso de Dios a los hombres y mujeres de nuestro entorno, hacerse eco de sus preocupaciones y necesidades, acoger a los más pobres, ofrecer a todos el pan de la Misericordia, el pan de la Palabra y el pan de la Eucaristía. En ella y desde ella toma sentido pleno todo nuestra hacer pastoral. Exhorto a todos los párrocos, arciprestes y delegados a que asuman y secunden el Plan Pastoral para los próximos tres años.

 

Quiera el Señor iluminar nuestras mentes, fortalecer nuestras voluntades y darnos su gracia. Con ella redundará en frutos abundantes para nuestra querida Iglesia Diocesana.

 

Con mi afecto y mi bendición

+ Juan del Río Martín

Obispo de Asidonia-Jerez

Información de contacto:

Diócesis de Asidonia Jerez

Obispado de Asidonia-Jerez

Plaza del Arroyo nº 50

11403  JEREZ DE LA FRONTERA (Cádiz)

Telf. 956 338 800 - 956 338 804 - 956 335 750

Fax. 956 338 561

 

 

 

 

Asidonia es uno de los nombres antiguos de Medina Sidonia, a la que se considera fundación fenicia. De ahí su nombre de Sidonia, derivado de Sidón, la célebre ciudad fenicia. Durante la dominación árabe hubo una provincia llamada Sidonia de la cual la primera capital fue Medina Sidonia. Posteriormente la capitalidad paso a Saris (Jerez). Con capital en Medina Sidonia había un antiguo obispado, conocido en los tiempos visigodos y arábigos, que se llamaba Obispado Asidonense que se extinguió con la entrada de los almohades en el año 1.146. La Santa Sede siguió dando este título a obispos titulares hasta que se ha erigido el actual obispado jerezano. El obispado de Jerez erigido por bula papal el 3 de marzo de 1.980 lleva el titulo de Asidonense-Jerezano para recordar de forma permanente aquel obispado antiguo del que ciertamente esta zona formaba parte.